Artritis Reumatoide: beneficios clínicos observados en pacientes tratados con anticuerpo monoclonal Itolizumab. (T1h mAB), 2 años después de recibir tratamiento

Dinorah Marisabel Prada Hernández, Norge Rosabal Callejas, Claudino Molinero Rodríguez, Jorge Alexis Gómez Morejón, Isabel Marisabel Hernández Cuellar, Ana Marta López Mantecón, Joel Rodríguez Milera, Justo Méndez Rodríguez, José Ángel Pereira Torres, Patricia Hernández Casaña, Yisel Ávila Albuerne

Texto completo:

PDF

Resumen

La perdida de  la capacidad    funcional   es  junto   con  el  dolor   la  consecuencia  más temida de los pacientes  con  artritis reumatoide, por  lo que  la  valoración  de  la discapacidad es un desenlace  muy importante  en la  evaluación de estos enfermos.Objetivos: Determinar los beneficios clínicos en pacientes con artritis reumatoide que recibieron inicialmente tratamiento con Itolucimab y que posteriormente utilizaron  drogas modificadoras de la enfermedad.Método: De 22  pacientes con artritis reumatoide activa que recibieron tratamiento en el Servicio de Referencia Nacional de Enfermedades Reumáticas con anticuerpo monoclonal anti CD6 (Itolucimab), desarrollado  en el  Centro de Inmunología Molecular (CIM) en  nuestro país, en esquemas de dosis de (0.1- 0.2 -0.4-0.8 mg /Kg/dosis) durante 12 semanas, 15 pacientes cumplieron los  criterios de inclusión. Recopilándose en cada uno de ellos datos demográficos y la valoración  de variables clínicas como numero de articulaciones dolorosas, inflamadas, escala visual del dolor, valoración de la enfermedad por el paciente y el médico y la evaluación de la capacidad funcional, en diferentes momentos del estudio. Según el comportamiento de la enfermedad al concluir el EC se establecieron nuevas estrategias de tratamiento individualizadas con  las DMARs.   Los datos se agrupan según frecuencias, medidas de resumen y de dispersión, porcentajes, medias. Resultados: Predominó el sexo femenino (93.3%), con una edad media de 56 años, y una media de duración de la enfermedad de 6 años. Observándose  una mejoría significativa de todas las variables clínicas evaluadas  a los 2 años de seguimiento. En la evaluación inicial predominaron los pacientes con discapacidad moderada y severa. A los 2 años, el 73% de la serie se encuentra sin discapacidad, ninguno con discapacidad moderada o severa. Conclusiones: Las intervenciones terapéuticas utilizadas en nuestros pacientes en los diferentes momentos del estudio han contribuido de una forma u otra al control de la enfermedad,  mejorar la calidad de vida  y su incorporación a la sociedad

Palabras clave

artritis reumatoide; anticuerpo monoclonal; Itolizumab; t1h mAB

Enlaces refback